VALLIZAN S.L.

Limpieza de azulejos del baño


Ingredientes:
• ½ taza de bicarbonato de sodio
• ½ taza de vinagre blanco
• ½ taza de jugo de limón
• 5 litros de agua
Preparación:
1. En un cubo añade el agua, el bicarbonato y el jugo de limón.
2. Remueve hasta que todo se mezcle bien.
3. Añade el vinagre blanco y mezcla, notarás cómo se forma una especie de espuma.
4. Cuando desaparezca la espuma, agrega la mezcla a una botella pulverizadora hasta llenarla.

Cómo utilizarlo:
1. Rocía con esta mezcla la zona que quieres limpiar, incluyendo bordes, juntas y todo tipo de manchas existentes en el baño.
2. Deja que el remedio actúe por 30 minutos.
3. Transcurrido el tiempo, ya puedes retirar el producto con una esponja o un cepillo, frotando bien para lograr retirar toda la suciedad.
4. Enjuagar la zona con abundante agua y secar.

Cómo limpiar el parquet cerámico

Las piezas de gres porcelánico efecto que reproducen las superficies de madera son uno de los acabados más demandados en los últimos diez años, una década en la que los fabricantes han refinado y optimizado la reproducción del veteado natural de la madera.

Desde Fila explican que la suciedad tiende a depositarse precisamente entre el veteado artificial y suele resultar difícil de limpiar. Para resolver este problema, el fabricante cuenta con productos que garantizan la limpieza y la protección antisuciedad de los pavimentos de gres porcelánico imitación madera.

LA PRIMERA ACTUACIÓN // En primer lugar, hay que asegurarse de que el pavimento esté limpio, eliminando bien toda la pátina, a veces casi invisible, que inevitablemente se forma después de la colocación de las baldosas efecto madera. En ese momento es clave realizar un primer lavado con un detergente ácido como Deterdek, apto para eliminar cualquier residuo de (adhesivos, rejuntado, cemento…) y garantizar una limpieza inicial correcta.

Para aplicar Deterdek, se debe mojar el pavimento con un poco de agua, verter sobre la superficie una disolución del detergente de Fila y agua caliente (1 litro de producto cada 5 litros de agua), extenderla sobre pocos metros cuadrados a la vez, esperar 2-3 minutos y frotar enérgicamente con un cepillo. Por último, recoger los residuos con un trapo y enjuagar bien con abundante agua.

AUREOLAS Y HUELLAS // En el caso de que el pavimento presente aureolas y huellas a contraluz o simplemente para mantener el solado limpio en el día a día, desde Fila recomiendan usar un detergente neutro que no deje residuo sobre la superficie, como FilaCleaner, un producto delicado pero eficaz, ideal para el mantenimiento ordinario de los pavimentos de gres porcelánico con efecto madera.

Los detergentes comunes, a menudo, contienen sustancias abrillantadoras que se depositan sobre el pavimento y que, con el tiempo, forman aureolas y manchas o, lo que es peor, dejan la superficie pegajosa y atraen más la suciedad.

Para evitarlo se deben diluir 25 mililitros (tres tapas) de FilaCleaner en 5 litros de agua y realizar la limpieza del pavimento. FilaCleaner no deja residuo, no necesita enjuague y se puede aplicar a cualquier tipo de superficie.

PROTECCIÓN DE LA SUCIEDAD // Por último, después de realizar la limpieza de las baldosas efecto madera, desde el departamento de Fila España recomiendan proteger el pavimento con FilaStop Dirt, un producto eficaz que crea una barrera contra la suciedad, por lo que facilita el mantenimiento cotidiano.

FilaStop Dirt no crea ninguna película superficial, se liga químicamente al material sin alterar el aspecto original, impide el depósito de la suciedad entre el veteado artificial del gres porcelánico efecto madera, ayuda a prevenir el estancamiento de agua y facilita la limpieza de la superficie.

Cómo limpiar azulejos y sus juntas

El baño es una de las estancias en las que deben mantenerse los azulejos siempre limpios por razones de higiene.
Mantener siempre impecables los azulejos de baños y cocinas requiere cierto esfuerzo, sobre todo cuando no se limpian frecuentemente. Sin embargo, lo que más quebraderos de cabeza provoca es evitar que las juntas ennegrezcan y, sobre todo, conseguir blanquearlas cuando la suciedad se ha instalado en ellas. Afortunadamente, siempre se puede acudir a sencillos trucos caseros que facilitan esta tarea:

    Para limpiar eficazmente todo tipo de azulejos y evitar que se deterioren con el paso del tiempo o el uso de productos abrasivos, el mejor sistema es desengrasarlos con un paño suave empapado en vinagre blanco. Si se desea conseguir una mayor desinfección puede mezclarse con jabón líquido y unas gotas de limón.
    Si las juntas están ennegrecidas pero no han perdido la lechada, bastará con pasar un paño con agua y lejía, amoniaco o ácido clorhídrico –agua fuerte- ligeramente diluido.
    También se pueden emplear detergentes especialmente pensados para la suciedad más resistente que venden en tiendas especializadas y grandes almacenes. En este caso, la mejor forma de aplicarlo es utilizar guantes –suelen ser jabones algo agresivos- y un cepillo fino de cerdas duras. Una vez limpio, debe enjuagarse con agua abundante para que no queden restos.
    Tras eliminar la suciedad, también se puede aplicar algún producto comercial que se recomienda para blanquear la junta –funcionan como una especie de pintura que, incluso, en algunos casos las protege y las mantiene limpias durante más tiempo-.
    La limpieza con vapor de agua es otro de los sistemas que se pueden emplear tanto para los azulejos como para las juntas. Se suelen utilizar máquinas especiales –generalmente manejadas por profesionales de la limpieza- con aplicadores directos.
    Si se nota el hueco de la junta porque se ha perdido la lechada existen dos opciones: emplear un reparador de juntas o, directamente realizar el procedimiento que se sigue para imprimar las juntas.
    Éste consiste en adquirir cemento blanco en alguna tienda especializada o gran superficie, disolverlo en agua siguiendo las instrucciones del paquete –tiene que quedar una solución de textura semilíquida- y extenderla por todas las juntas con ayuda de una brocha. Tras esperar unos 15 ó 20 minutos a que la disolución se haya secado, podrán limpiarse los restos de cemento sobrante con una espátula o un estropajo de fibra suave que no arañe los azulejos.

Cómo limpiar mamparas